ES
La Rambla, 65
933 17 41 70
ES
Huevos estrellados con jamón ibérico
El chef Luis Torres nos cuenta con todo lujo de detalles cómo conseguir la mejor versión de este plato tan tradicional, que encontrarán como plato del día del lunes en el menú semanal del Restaurante del Círculo del Liceo.
 
Ingredientes por persona
  • 1 patata Monalisa mediana
  • 2 huevos tamaño L
  • 4 lonchas finas de jamón ibérico cortadas a trozos
  • sal y pimienta blanca molida
  • cebollino
Preparación
 
Lavamos y cortamos la patata sin pelar (quedarán más gustosas) a rodajas de unos 3mm de grosor. Salpimentamos al gusto y dejamos absorber la sal durante 5 minutos.
 
Mientras las patatas absorben la sal, ponemos a calentar un dedo de aceite de oliva en una sartén. Es importante que haya cantidad suficiente para cubrir las patatas y que no esté excesivamente caliente (unos 130ºC). Las echamos a la sartén y vigilamos que el fuego esté a temperatura media. Con que burbujee ligeramente será suficiente, queremos confitar las patatas sin que cojan color. Las cocemos unos 10 minutos sin removerlas, para evitar que se deshagan. Para comprobar si están listas usaremos un cuchillo: tienen que estar blandas y no quedarse pinchadas cuando clavemos la punta. Escurrimos bien el aceite y las reservamos.

Subimos el fuego a la sartén y cuando coja temperatura (180ºC o cuando humee ligeramente) freímos las patatas para dorarlas y que queden crujientes; con un par de minutos debería bastar. Escurrimos el aceite y las disponemos en un plato a modo de base.

 
En el mismo aceite donde acabamos de freír las patatas, haremos los dos huevos fritos. Para ello, los cascamos en un bol aparte, echamos un poquito de sal y un poquito de pimienta blanca, y los echamos a freír. Es importante que mientras se fríen los vayamos regando con el propio aceite por encima. Cuando la yema tome un ligero color retiramos los huevos del aceite y los disponemos sobre las patatas.
 
Inmediatamente, pondremos los trozos de jamón ibérico sobre los huevos, para que la grasa se deshaga encima y se impregne de sabor y aroma. Añadiremos un poquito de cebollino fresco recién picado, que le dará un toque suave a cebolla.